Concurso Área Temática Prioritaria: UANDES financiará dos proyectos de Educación y Familia

En la imagen izquierda, los profesores de la Facultad de Comunicación Alberto López-Hermida, Doctor en Comunicación Pública, y Ricardo Leiva, Doctor en Comunicación, y el ingeniero comercial David Kimber, MBA y docente de la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales. A la derecha, Verónica Cano, Doctoranda en Migración Internacional y Cooperación al Desarrollo, y profesora investigadora del Instituto Ciencias de la Familia; Sergio Barroilhet, Doctor en Neurociencias y profesor de la Escuela de Psicología; Paz Valverde, Doctora en Ciencias de la Educación y profesora de la Facultad de Educación; y Javiera Reyes, Doctoranda en Sociología y profesora investigadora del ICF.

31 diciembre, 2015 | Noticias

Hacer ciencia con los temas propios del ideario de la Universidad de los Andes. Este es el llamado que todos los años realiza la Dirección de Investigación al cuerpo académico de la UANDES, a través del Fondo de Ayuda a la Investigación (FAI), con el concurso Áreas Temáticas Prioritarias.

Este 2015, la convocatoria recibió cinco proyectos, los cuales fueron presentados de forma oral ante un comité conformado por cinco académicos externos, provenientes de diversas instituciones y áreas, atingentes a las temáticas presentadas, quienes tuvieron la misión de evaluar cada una de las propuestas según la capacidad y productividad del equipo, calidad, potencial impacto, novedad científica y viabilidad de los trabajos.

Según el director de Investigación, Orazio Descalzi, los proyectos se destacaron por cumplir con los requerimientos y expectativas que la Universidad espera de este concurso. “En general, eran proyectos de alta calidad, estaban bien formulados y fueron bien evaluados por el panel externo. La idea es fortalecer la investigación en temas que son prioridad para nuestra casa de estudios, con trabajos que sean un aporte significativo y que obtengan resultados de modo científico”, explicó.

A diferencia de versiones anteriores, el concurso Área Temática Prioritaria 2015 fue adjudicado no a uno, sino a dos proyectos, los que se caracterizaron además por convocar a diferentes unidades académicas, dando cuenta de un trabajo colaborativo e interdisciplinario, factor relevante para la Universidad.

Los proyectos que recibirán este beneficio son: “El rol del móvil en la relación padre-hijo”, presentado por Ricardo Leiva, profesor de la Facultad de Comunicación (FCom), quien trabajará junto a David Kimber (ICOM) y Alberto López-Hermida (FCom); y la “Familia y educación para el desarrollo y bienestar de la primera infancia”, que realizará Verónica Cano, del Instituto Ciencias de la Familia (ICF), con la colaboración de los profesores Sergio Barroilhet (PSI), Paz Valverde (EDU), Javiera Reyes (ICF) y María Soledad Herrera (Sociología, UC).

El inicio de una nueva área de investigación
Una de las premisas que se señalan y sustentan el trabajo que liderará el Doctor en Comunicación Ricardo Leiva, es que el 94% de los chilenos entre 11 y 18 años tiene móvil.

La investigación, que se extenderá por dos años, busca estudiar el uso que los jóvenes dan al teléfono móvil y cómo esta tecnología afecta la interacción entre padre-hijo, tratando de comprender los factores que llevan a un menor o mayor a hacer uso de este dispositivo. Y aunque parece ser evidente la fuerte penetración que han tenido los celulares y las TIC´s en general en nuestra sociedad y a nivel mundial, conocer su impacto en los jóvenes y en la familia sigue siendo un tema nuevo, en desarrollo y poco abordado.

Para Leiva, esto es necesario estudiarlo de manera empírica, afirmando que la realidad actual en esta materia es inquietante. “Los niños cada vez son más adictos al teléfono. Existe hoy una fuerte presión social por tener un dispositivo de este tipo, porque además pueden quedar fuera de su grupo de pares. Se observa también, de acuerdo a algunas encuestas preliminares que hemos hecho, que las mujeres entre 18 y 25 años, declaran pasar en promedio cerca de 3 horas y media al día con el teléfono; los hombres, 2 horas 20 minutos; y más de un 20% de las mujeres pasa más de 5 horas diarias conectada al móvil. Esto significa que muchas actividades familiares (que suponen una interacción entre los miembros de la familia) se están haciendo con el celular y eso podría estar entorpeciendo la comunicación familiar”.

Para llevar a cabo este trabajo, los investigadores aplicarán un enfoque cualitativo-cuantitativo. En una primera etapa, el estudio comprende ocho sesiones de focus groups, a fin de entender en profundidad el tema y conocer el lenguaje utilizado por el público objetivo y las preguntas correctas para la confección de los cuestionarios que se aplicarán en la etapa cuantitativa. Luego, se realizarán dos encuestas cara a cara, utilizando muestras díadas, lo que implica que serían parte de esta indagatoria los jóvenes y sus padres.

Los encuestados serán estudiantes de colegios de Santiago, entre 10 y 18 años, de distintos estratos socioeconómicos. Entre las variables a medir se considerará cómo y cuánto interactúan padre e hijo; las horas de uso del móvil; usos y gratificaciones; personalidad; edad, género y estrato socioeconómico; y variables de control, entre otros.

¿Ha cambiado el rol de la tecnología en la sociedad?
Creo que la relación de las personas con la tecnología ha evolucionado. Antes, las familias se reunían en torno a un televisor para ver juntos un programa; pero hoy, que las tecnologías se han vuelto más accesibles, cada uno tiene su aparato y entonces la persona se separa y aísla. Lo mismo sucede con los teléfonos. Se da el fenómeno de que están juntos (por ejemplo, sentados en la misma mesa), pero están solos, porque cada uno está revisando su móvil, no hay interacción, no se comparte con la persona que está al lado. Hay que ser muy cuidadosos y hacer todo lo posible para que una tecnología que puede ser muy útil no se convierta en una adicción.

¿Qué expectativas tienen con este trabajo?
Con esta investigación queremos apuntar a un público científico, publicar en una revista, pero también queremos confeccionar una herramienta, un manual de buenas prácticas, que ayude a los padres a entender, orientar, acompañar y supervisar a los niños usuarios de teléfonos móviles, y difundir en los colegios.

Miembros del panel externo 2015: Jorge Martínez, Doctor en Filosofía y profesor de la Pontificia Universidad Católica de Chile (PUC); Daniel Halpern, Doctor en Ciencias de la Información y Comunicación, y profesor de la PUC; Orazio Descalzi, Director de Investigación, Doctor en Ciencias y profesor de la Facultad de Ingeniería y Ciencias Aplicadas; Carolina Stefoni, Doctora en Sicología y directora del Departamento de Sociología de la Universidad Alberto Hurtado; Jaime Silva, Doctor en Psicobiología, profesor y director del Centro de Apego y Regulación Emocional CARE, de la UDD; y Bernardino Bravo, abogado y Premio Nacional de Historia 2010.

¿Qué destaca de este concurso y por qué cree que este proyecto fue uno de los beneficiados?
Me gustó que la Universidad sometiera los proyectos a evaluación de un panel externo. Nuestro trabajo fue bien evaluado técnicamente y creo que la Universidad tiene interés en financiar proyectos importantes para el mundo actual, que son aplicados y que abordan la relación familiar. Este puede ser el inicio de una nueva área de investigación que se puede extender en el tiempo y en la cual podemos (como institución educacional) posicionarnos, generar redes con otros países y universidades.
Un aporte a las políticas de la primera infancia

Familia y Primera Infancia es el foco de estudio del proyecto que se adjudicó y liderará Verónica Cano, socióloga y profesora investigadora del Instituto Ciencias de Familias de la Universidad de los Andes.

“Este trabajo partió como una iniciativa del ICF, con la idea de comenzar una línea de investigación. Se pensó desde una perspectiva sociológica, para lo cual se creó en alianza con el Instituto de Sociología de la Universidad Católica, y convocó también a la Escuela de Psicología y la Facultad de Educación, para obtener una mirada compleja e integral del tema” explicó la investigadora.

El principal objetivo de este proyecto es encontrar los determinantes o factores que influyen en el desarrollo y bienestar de niños menores de 5 años en Chile, analizando la relación entre las características de la familia y las prácticas de cuidado familiar y educativo, con el desarrollo y bienestar de los infantes, indagando a su vez en las percepciones que tienen los padres respecto de esta relación.

Según Cano, el propósito es aportar al conocimiento sobre el estado actual de Chile en primera infancia, y desde ahí ayudar a focalizar recursos, programas e iluminar las políticas públicas del país en esta materia.

Para esto, el proyecto considera dos partes que se trabajarán en paralelo. Por un lado está el estudio cuantitativo que analizará la Encuesta Longitudinal de la Primera Infancia (ELPI), que realizó el Centro Microdatos del Departamento de Economía de la Universidad de Chile y que ha sido poco explotado. Este incluye 15 mil casos de familias y recoge datos en dos momentos distintos de las mismas (en 2010 y 2012). En esta etapa, se buscará estudiar la posible relación entre la estructura familiar, el nivel socioeconómico y las prácticas de cuidado parental y educativo.

La segunda parte consiste en indagar los cuidados parentales e identificar cómo los padres interpretan el contexto social en el que viven y cómo esto incide en el desarrollo de sus hijos. Para ello, se realizarán entrevistas en profundidad a una muestra independiente, dirigida a 40 familias que tengan la mayor diversidad de estructura familiar y contexto social.

¿Cuál es la importancia de este tema?
Todavía hay muchas brechas sociales. Estamos convencidos de que hay que enfocarse en la primera infancia para nivelar desde el inicio de la vida las oportunidades que tendrán los niños en el futuro. La familia es importante, pero lo es mucho más en esta etapa. Hay que apoyarla, pero desde el inicio, y para eso es necesario generar estudios.

¿Por qué cree que este proyecto fue uno de los adjudicados?
Varias cosas hacen interesante este proyecto. Lo primero es la calidad del trabajo, la magnitud de los datos, poco explotados, que lo transforma en una oportunidad para la investigación. Otra razón es el equipo que se formó, la alianza del ICF con la Universidad Católica y la apuesta a crear una nueva línea de investigación, interdisciplinaria, capaz de convocar a otros institutos y facultades. Y por último, está el impacto que este estudio puede generar a nivel de políticas públicas.

¿Qué espera el ICF de este trabajo?
A través de estos estudios, el ICF tiene como objetivo dialogar y generar nuevas y más alianzas en investigación sobre familia, tanto a nivel nacional como internacional, así como también seguir desarrollando las que ya ha ido creando, a fin de generar un mayor impacto en los resultados de sus trabajos.

Compartir:
VOLVER

NOTICIAS RELACIONADAS

Un intercambio semestral para profundizar el emprendimiento y la música

9 julio, 2019 | Noticias

Entre enero y mayo, Pablo Palacios (ICOM 19) hizo el semestre final de la carrera de Ingeniería Comercial UANDES en Northeastern University (Estados Unidos), donde tuvo la oportunidad de aprender de emprendimiento y composición y grabación musical. También tomó clases de guitarra, instrumento que toca desde los siete años y con el que integra la banda Juan Barriga.

Compartir:

OTRAS NOTICIAS

Alumnos de Colegio Santa Cruz de Chicureo ganan primer torneo escolar nacional de casos de marketing

12 noviembre, 2012 | Noticias

El equipo ganador de Marketing Challenge, conformado por Josefina González, Valentina Burckhardt, Constanza Ravanal y Cristóbal Obrador, del colegio Santa Cruz de Chicureo, junto a Claudio Lucarelli, decano de la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales.

Compartir: