Trinidad Castro Crichton / ICOM 03

Desde sus años de colegio, en que ayudó en un hogar de niñas en situación de vulnerabilidad, Trinidad Castro (ICOM 03) sintió un llamado fuerte a trabajar por otros. Después de estudiar ingeniería comercial en la UANDES y hacer un diplomado en Políticas Públicas en la Universidad Católica, no dudó en buscar empleo en el […]
25 agosto, 2016

Desde sus años de colegio, en que ayudó en un hogar de niñas en situación de vulnerabilidad, Trinidad Castro (ICOM 03) sintió un llamado fuerte a trabajar por otros. Después de estudiar ingeniería comercial en la UANDES y hacer un diplomado en Políticas Públicas en la Universidad Católica, no dudó en buscar empleo en el área social: “Fue algo totalmente decidido y espero seguir en esto por mucho tiempo más”. Primero, colaboró en las áreas de finanzas, administración y marketing de algunas empresas de beneficencia y hace nueve años se incorporó a un proyecto puntual de financiamiento de la Fundación Alter Ego, donde se quedó como gerente general. La Fundación Alter Ego atiende, de lunes a viernes, a 70 niños y jóvenes con parálisis cerebral y trastornos neuromotores severos.

  • Entraste hace casi una década a la Fundación Alter Ego, ¿habías tenido relación con niños o jóvenes con parálisis cerebral o daños psicomotores?

No tenía prácticamente ninguna relación con la discapacidad, ni mucho menos con este tipo de lesiones cerebrales severas.

  • Concretamente, ¿cómo llegaste a ser gerente general y qué tareas comprende este cargo?

Cuando dejé andando el proyecto de financiamiento por el que entré a trabajar aquí, el directorio me pidió que asumiera la gerencia general porque necesitaba una cara ejecutiva para las tareas y los planes que había que emprender. Mi cargo requiere mucha gestión, trabajo en equipo y capacidad de emprendimiento. La mayoría de nuestros proyectos -que son muchísimos- comienzan sin ningún presupuesto, lo que demanda muchas ganas y energías para tocar puertas y proponer alternativas atractivas para que la gente se comprometa con los niños y jóvenes que atendemos.

  • Como gerente general, ¿cuáles son tus mayores desafíos?

Lograr que esta institución siga funcionando y atendiendo a niños y jóvenes con parálisis cerebral, independiente de las personas que trabajemos aquí. Para esto hay que instaurar un modelo de servicio que se sustente en el tiempo por sí mismo. Sueño también con que los niños y jóvenes con parálisis cerebral sean aceptados en nuestra sociedad como individuos normales y que tengan las mismas oportunidades que todos los demás. Que vayan a los colegios y las escuelas y que éstos estén adaptados a sus necesidades educativas y terapéuticas.

  • Personalmente, ¿qué implicancia ha tenido para ti este trabajo?

Ha sido una oportunidad y un regalo. He aprendido a valorar todas las cosas sencillas de la vida. El hecho de ver cómo se esfuerzan los niños y jóvenes a diario, cómo intentan alegrar sus vidas sus mamás y familias, es algo que me hace reflexionar y agradecer a Dios por todo lo que tengo. Para mí estas madres y estos pequeños son héroes desconocidos que viven cada minuto de la vida como si fuera el último.

  • Has hecho toda tu carrera profesional en instituciones sociales, ¿te gustaría trabajar en un ámbito diferente?

Sin lugar a dudas, me gustaría alguna vez trabajar en el sector privado y sobre todo emprender.

  • ¿Qué te falta por cumplir en tu carrera profesional?

Me encantaría trabajar como profesora. La carrera docente me parece fascinante.

Su paso por la UANDES: aprendizaje, herramientas profesionales y amigos

  • ¿Qué recuerdos tienes de tus años como alumna de Ingeniería Comercial UANDES?

Fue una etapa demasiado importante en mi vida porque además de aprender todo lo que me enseñaron y adquirir las herramientas que permiten desarrollarme como profesional, conocí a personas que hoy siguen siendo amigas y con quienes compartimos con los hijos y las familias.

  • ¿Qué profesores de la Facultad marcaron tu preparación para el mundo del trabajo y por qué?

Me acuerdo especialmente del profesor Antonio Bulnes, quien dirigió mi proyecto final del ramo Políticas de Negocios. Era muy exigente y riguroso, pero sobre todo entretenido, inteligente y para mí representaba un desafío enorme, ya que tenía mucha experiencia en el mundo de los negocios.

  • Como ingeniero comercial, ¿qué puedes aportar a la Fundación?

Mi aporte está en entregar mis conocimientos técnicos al servicio de la institución. En este sentido, puedo colaborar con mi experiencia y estudios a mejorar los procesos y profesionalizar cada vez más la gestión. Es algo vital en instituciones como la nuestra.

Compartir:

NOTICIAS RELACIONADAS

Juan Francisco Novoa, presidente CADEC 2016: “Todos trabajaremos por igual, porque cada uno lo hará por el resto”

20 noviembre, 2015 | Noticias

A mediados de noviembre, la lista Dejemos Huella fue elegida como Centro de Alumnos de Ingeniería Comercial 2016, con un quórum de 46,38% y 97,2% de aprobación. Liderado por Juan Francisco Novoa (IV año), quien ha participado en el CADEC los dos últimos años, el grupo está compuesto por otros 17 comerciales de todos los […]

Compartir:

OTRAS NOTICIAS

Nueve alumnas ICOM participaron en trabajos de invierno en Bolivia

4 julio, 2017 | Noticias

Organizados por Administración de Servicios, con la colaboración de Ingeniería Comercial, Periodismo, Pedagogía Básica y Odontología UANDES, y el apoyo de la ONG CODESPA; esta actividad busca entregar a los habitantes de Isla de Sol una oportunidad para salir de la pobreza y ser protagonistas de su propio desarrollo.

Compartir: