Patrono

¿Cómo se eligió?

A fines de 2013, San Cayetano fue elegido como Santo Patrono de la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales UANDES, a través de un concurso organizado en conjunto por la Facultad y el Centro de Alumnos de Ingeniería Comercial, liderado en ese entonces por Beatriz León (ICOM 14), y donde participaron alumnos, alumni, funcionarios y profesores.

San Cayetano fue propuesto por María Francisca López Donoso (ICOM 13), quien no conocía profundamente la historia de este santo, pero había oído al Papa Francisco hablar de él. “Me pareció buenísima la idea de buscar un patrono que cuidara a nuestra Facultad e inspirara a los alumnos y profesores para hacer las tareas con una finalidad más trascendente que la nota o el simple cumplir”, explica.

Relación de San Cayetano con Ingeniería Comercial

“Son muchas las razones que nos hacen pensar en San Cayetano como un gran intercesor, motivador y ejemplo a seguir para la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales UANDES”, explica el decano Claudio Lucarelli. Entre ellas y por nombrar algunas, este santo dedicó su vida a servir al prójimo, buscando resolver los problemas del mundo desde una perspectiva moderna; no sólo se preocupó de proporcionar el pan a los más necesitados, sino de atender estas necesidades de manera permanente mediante el trabajo. Y también combatió las malas prácticas del sistema financiero de la época, introduciendo competencia en ese mercado a través de los “Monte di Pietá”.

A San Cayetano -originario de Venecia- se le reconoce como protector de las empresas, como fuentes de prosperidad y empleo.

 


Oración

Glorioso San Cayetano, ejemplo de confianza en la Divina Providencia, que socorres a cuantos te invocan en sus necesidades: acudo a ti, suplicando que presentes al Señor los deseos que confiadamente deposito en tus manos.
(Aquí se expresan las gracias que se dese obtener).
Haz que estas gracias, que ahora te pido, me ayuden a buscar siempre el Reino de Dios y su Justicia, sabiendo que Dios me dará las demás cosas por añadidura.
Amén.